La democracia del pin y los lutos sonrientes

Inconsistencia. Bendita práctica con la que llevo unos cuantos años obsesionada, en particular a medida que, me parece, se generaliza en la población venezolana y ni hablar de en las instituciones.

Finalmente, los acontecimientos del primer cuatrimestre de 2013 me llevaron a sentarme un rato a indagar sobre el asunto porque, mientras pasan los días, me cuesta más entender cómo es que en este país la gente cree que mandando (y leyendo) cadenas de Blackberry Messenger o vomitando opiniones y frases memorables en Twitter (y leyéndolas) se hace democracia o se protesta, esperando un efecto en la realidad real, que no la virtual; es como la versión 2013 de las marchas-bailoterapias. ¡Caramba! Si estás molesto, si te parece que tal o cual situación política es una injusticia, ¿por qué no sientas tu posición acercándote al ente que la cometió y reclamas, en vez de salir a la calle a bailar con una sonrisa de oreja a oreja? O en el caso de las elecciones presidenciales de este año, ¿por qué en vez de estar diciendo por pin que “se fraguó la trampa” y que no confías en el Consejo Nacional Electoral no fuiste, al menos, a tu centro electoral a vigilar el conteo de los votos y el resguardo de las cajas?

Cumplir con tu derecho/deber de votar no debería ser suficiente si, de verdad, crees que el país no está en una democracia regular y que los procesos deben ser fiscalizados.

Tomada de daltdelarcdesantmarti.blogspot.com

Tomada de daltdelarcdesantmarti.blogspot.com

Como vivimos en una nación polarizada, hay que mirar también al otro bando de la contienda. Como se trata del grupo en el poder, sólo mencionar sus incoherencias llevaría infinitas líneas, así que también me referiré a un ejemplo de lo he podido observar en sus seguidores. El más obvio es el del luto por el fallecimiento de Hugo Chávez; al menos en lo que respecta a lo que se ve  públicamente, también parece absurdo que apenas habiendo transcurrido cuatro días de la muerte y de los extendidos y ostentosos honores que se le rindieron, la convocatoria a elecciones que hizo el CNE haya dado un vuelco instantáneo a los ánimos de los, hacía horas, devastados seguidores del desaparecido mandatario. Del llanto desconsolado a brincos sobre y debajo de una tarima al son de la música urbana y a solicitudes de “¡beso, beso, beso!” entre Nicolás Maduro y Cilia Flores. ¿Ustedes no estaban tristísimos, pues?

disonanciacognitiva_noticias_4874

Asunto de coherencia

“Lo que creo que sucede es que los líderes se están permitiendo ser incoherentes y la gente cree que los puede imitar, porque la polarización en la que vivimos disuelve tu propia percepción como individuo porque te ves forzado a asumir opiniones o posturas con las que, quizás, no estás completamente de acuerdo pero con las que tienes que asentir porque, de lo contrario, el grupo con el que eres más afín te rechaza o consideras que le puedes generar algún daño y no es el momento para hacerlo”, consideró la psicóloga social Fátima Dos Santos.

La experta señaló que, palabras más palabras menos -y haciendo una generalización-, para el venezolano se volvió innecesario ser coherente y la disonancia cognoscitiva que está experimentando no le causa el conflicto interno que, según las teorías psicológicas, debería generarle. ¿Por qué? Porque le busca una respuesta o excusa a su comportamiento que, más o menos, le permita vivir consigo mismo. Es el clásico ejemplo del fumador que, aunque sabe que se está haciendo daño, resuelve su conflicto interno diciendo que “de algo hay que morirse”.

La contradicción, claro está, es algo natural en el ser humano. “Donde se ha de formar una opinión y donde hay que adoptar una decisión es casi inevitable que surja una disonancia entre la cognición de la acción que se lleva a cabo y las opiniones y conocimientos que señalan una acción diferente”, sostiene A. Ovejero en su Extracto de la Teoría de la Disonancia Cognoscitiva de L. Festinger, publicado en el volumen 5 de la revista Psicothema (1993).

El asunto está en que para ser un individuo más sano y, en el caso que nos ocupa, una sociedad más sana, lo ideal es poder reducir esas incongruencias o por lo menos hacerlo en los ámbitos que son clave para vivir con paz interior y colectiva.

¿Cómo lograr ser más coherentes? Según Dos Santos, en una escala individual, la persona asiste a terapia y el especialista le hace entender que existe una diferencia ente lo que piensa y hace, entre dos sistemas de ideas que defiende o entre lo que piensa y la realidad y se intenta que caiga en cuenta de que o debe cambiar sus actitudes, o debe trabajar para modificar esa realidad que le está causando disonancia.

Sin tener que sentarse en un diván, también es posible que cada quien se siente a reflexionar y razonar sobre su pensar-proceder y evalúe la que considera la salida más coherente. “La presencia de la disonancia da ocasión a que surjan presiones para reducirla o eliminarla”, sostiene el texto antes citado. Eso, claro está, sólo se logra con un prudente desligarse de la opinión normativa y dándose el permiso de disentir. “Pero con consciencia porque si tú no sientes la necesidad de ser coherente, no importa que de afuera te lo planteen porque estamos en una pelea de valores terminales que patean los valores instrumentales, es decir, el fin justifica los medios y es lo que lleva a decir cosas como: ‘yo soy demócrata y por eso no te dejo hablar”, indicó la psicóloga.

Precisamente por ese escenario en el que nos encontramos imbuidos, para Fátima Dos Santos la búsqueda de consistencia colectiva parece reducirse a que los líderes comiencen a demostrar coherencia entre lo que dicen y lo que hacen, lo que prometen y lo que cumplen. “Si desde arriba tienes la muestra de un modo diferente de proceder, la gente entenderá que hay una manera diferente de hacer”, estimó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s