Galería

Wall-stock con ojos de venezolana

Por casualidades de la vida, sin querer queriendo o porque “me tocaba” estuve el 16 de octubre en Nueva York (EE.UU) y, por las mismas causas antes citadas, tuve la oportunidad de pasar por las cercanías de Wall Street.

Al llegar, unos tambores y unos gritos me hicieron caminar unas calles más allá de mi destino original. Justo en el Zuccotti Park una masa de gente estaba reunida “con aires” de protesta. Mi primera reflexión, claro, fue que “en casa de herrero…” dado que, siendo periodista, tenía muy poca idea de lo que allí pasaba. Pues sí, la fuente que te toca cubrir a veces te absorbe tanto que, para ti, termina siendo más “importante” que se estrenó tal o cual película que un montón de gringos manifestándose.

¿Mi segunda reflexión? Uno se trae lo global a lo local y no hubo manera de que tanta cantadera, bailadera, fumadera, reídera, cámaras, flashes y demás no me recordara a las famosas y frecuentes protestas venezolanas de aquellos principios de la década del 2000, cuando más de una tipa decía que era “fantástico” salir a marchar porque había rebajado 5 kilos en las bailoterapias que se organizaban, sí, para rechazar al gobierno de Hugo Chávez era antidemocrático, arbitrario, comunista y todas las cosas que aún se dicen.

Toma de Wall Street en Lego

Lo que vi

“Somos el 99%”, repetían sin cesar jóvenes, ancianos, niños y adolescentes que se mantenían apostados, desde el 17 de septiembre, a un par de cuadras del World Trade Center  en un ambiente que hedía a gente sin bañarse y  hippies trasnochados. A mí el asunto me sonaba tan vacío como aquél “se va, se va-se va-se va”.

La toma del lugar, que se planea sea continua hasta quién-sabe-cuando o hasta que Barack Obama se plantee poner fin a la influencia del 1% más rico de Estados Unidos sobre las políticas públicas locales (y, por ende, mundiales), no pudo más que recordarme a aquella era del Artículo 350, la Plaza Altamira con militares en carpas recogiendo firmas en las mañanas y cayéndose a pedradas en las tardes-noches hasta ¿qué? el asunto se tornó aburrido, los medios dejaron de cubrir lo que allí “sucedía” y, finalmente, se diluyó.

Una diferencia notable sí es que, en contraste con los Ocupa Wall Street, los ligados a aquella Coordinadora Democrática tenían un objetivo único. En la Gran Manzana, los impulsados por la Adbusters Media Foundation defendían desde el pago justo a los médicos pasando por el reciclaje, la ayuda a la tercera edad, las tecnologías verdes, las mejoras en la educación y pare usted de contar.

Carteles y banderas de múltiples causas. Toma de Wall Street

Sí, la economía es el músculo que mueve todas las áreas de la vida en sociedad pero… ¿y el foco?

– ¿Cuál es la meta? Es decir, ¿qué esperan? ¿Que venga Obama? -le pregunté a la que defendía un sistema de salud más justo

– Bueno, desde mi punto de vista, lo que queremos es que se genere un diálogo, que se dé una discusión, porque aquí estamos el 99% y nos maneja el 1%, eso no es justo y más allá de una solución, lo que nos interesa es que se discuta este tema… además es un movimiento con mucho potencial, ya se está expandiendo a otras ciudades

Está bien, el asunto se extendió a ciudades como San Francisco, Chicago, Los Ángeles, Seattle y el hashtag en Twitter #occupywallstreet se ha vuelto popular y ha tenido réplicas en aquellos sitios… sí, tiene potencial, ¿tendrá efectos?

A mí me sigue recordando a las marchas al ritmo de Olga Tañón sólo que en su versión “Revivamos Woodstock”.

Iba a armar una galería pero me enredé bajando el plug-in, así que les dejo una hilera de fotos.

Odiamos el capitalismo pero te vendemos cositas

Peace, love and children

No podían faltar

Horario comunal

El altar

Bailando al ritmo del tambor

In the mood

OK

¿Cómo harán cuando llegue la nieve?

Te tenemos las franelitas también

La comuna

Mientras no lo vuelvan como el barrial de Woodstock

También te lo vendemos

¡Chanfles!

Si va

(Nota: Si esta protesta fuera en Venezuela, de seguro los jardines lucirían muy distintos)

Mucha protesta, mucha tecnología


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s